1. RAÚL LIBRE

s

¿Quién es Raúl?


Raúl Hernández Abundio es un defensor de los derechos humanos en Guerrero. Miembro de la Organización del Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM) está preso en Ayutla de los Libres. Amnistía Internacional (AI) lo ha nombrado preso de conciencia desde noviembre de 2008.


¿Por qué es Raúl un preso de conciencia?
Con la ayuda y aportaciones de sus miembros, tanto activista como económica, AI ha logrado la liberación de más de 43 mil presos y presas de conciencia.
AI nombra como presa o preso de conciencia a cualquier persona que haya sido encarcelada o sometida a otras restricciones físicas por sus convicciones políticas, religiosas o cualquier otro motivo de conciencia. Pero también a quien por su origen étnico, sexo, color, idioma, origen nacional o social, situación económica, nacimiento, orientación sexual u otras circunstancias, se le haya privado de su libertad.


Es importante hacer notar que Amnistía Internacional nombrará presa de conciencia a una persona siempre que ésta no haya recurrido a la violencia ni propugnado su uso o incitado al odio.
El caso de Raúl Hernández es un claro ejemplo  de cómo el sistema de justicia en México es en ocasiones utilizado indebidamente para acallar a los críticos e inhibir la labor de las defensoras y defensores que buscan mejores condiciones de vida para sus comunidades. Es imperante poner énfasis en el deber de los Estados de garantizar la seguridad de todas y todos los defensores de derechos humanos  y de protegerlos frente a cualquier amenaza o riesgo al que se enfrenten. Es por ello fundamental se reconozca la legitimidad y el valor de la labor que realizan. 


Situación actual ¿Por qué es urgente actuar?


El 11 de abril del 2008, el Juez Mixto de Primera Instancia liberó órdenes de aprehensión a Raúl Hernández y otros 14 miembros de la OPIM, siendo detenidos 5 de ellos seis días después.

Las señales positivas para el caso de Raúl comenzaron en marzo del año pasado cuando cuatro de ellos lograron un amparo otorgado por un juez federal y salieron libres el 19 de marzo de 2009, no así Raúl Hernández, señalado sospechoso de ser autor material, con base al testimonio que el pasado miércoles 26 de mayo se invalidó.

El 22 de febrero de este año, otros 5 integrantes de la OPIM señalados como responsables de la muerte de Alejandro Feliciano, también recibieron un amparo, siendo ya 9 los amparos concedidos y Raúl Hernández el único que permanece en prisión.

El pasado mes de mayo se realizó una prueba de inspección desahogada ante el juez donde se restó valor probatorio a las declaraciones en contra de Raúl Hernández.

El cierre del proceso de instrucción el día de hoy presenta una oportunidad para que la Procuraduría General de Justicia del estado de Guerrero ponga fin a esta injusticia y reconozca la inocencia de un preso de conciencia. La PGJE tiene 15 días para emitir conclusiones acusatorias o no acusatorias en el caso de Raúl Hernández.  Éstas últimas obligarían a ponerlo en inmediata libertad.

 

s