1146 FIRMAS
 
   
 

 
* Correo
* Nombre(s)
* Apellido(s)
* Teléfono
(En 10 dígitos, incluir LADA)

Ejemplos: 2299562315, cel. 5535168660
* País de residencia
Entidad
(Sólo para residentes en México)
* Dato requerido
Acepto que Amnistía Internacional me contacte para invitarme a sus actividades y me informe sobre futuras peticiones.

Al participar en esta acción, aceptas el Aviso de privacidad. Amnistía Internacional se apega a lo establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales.

Actualización (29/07/2016).

La Cámara de Diputados de República Dominicana aprobó el 19 de julio una nueva reforma del Código Penal. Esta reforma es resultado de una decisión tomada en 2015 por el Tribunal Constitucional, que, a raíz de recursos presentados por grupos conservadores, declaró que el Código Penal adoptado en 2014 era inconstitucional. Dicho Código Penal eliminaba la prohibición total del aborto, abriendo paso a su despenalización cuando el embarazo entrañe un riesgo para la vida de la mujer o niña embarazada; sea consecuencia de violación o de incesto y el feto no pueda sobrevivir fuera del útero.

Esta reforma constituiría un gran retroceso para los derechos humanos de las mujeres y niñas, ya que sólo permite el aborto cuando exista un peligro para la vida de la mujer o niña embarazada.

Ya logramos detener el Código Penal y reenviarlo a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Senado, sin embargo la discusión del proyecto de ley reiniciará el próximo 16 de agosto. Te invitamos a que sigas actuando para que esta reforma se detenga.

¡Firma y exige al Senado no poner en peligro los derechos de mujeres y niñas!


Danilo Medina Sánchez ,
Presidente de la República Dominicana

Cristina Lizardo Mézquita,
Presidenta del Senado de la República Dominicana

Tengo conocimiento que la Cámara de Diputados de República Dominicana votó el 19 de julio una nueva reforma del Código Penal. Dicha reforma constituye un gran retroceso para los derechos humanos en República Dominicana, y pone a mujeres y niñas en peligro de que se violen sus derechos a la vida, a la salud y a no sufrir discriminación, tortura y malos tratos.

Me preocupa, que la reforma actual permitiría imponer sanciones penales de entre dos y tres años de prisión a las mujeres, y a profesionales de la salud que proporcionen servicios de aborto.

Por ello, pido al Senado que reintroduzca el texto aprobado en 2014, que permite el aborto en los casos en los que el embarazo suponga un peligro para la salud física o mental de la mujer o niña embarazada, cuando sea consecuencia de violación o de incesto y cuando el feto no pueda sobrevivir fuera del útero.

También solicito al presidente refrendar su compromiso con los derechos humanos de las mujeres y niñas, y garantizar, a través de todos los mecanismos a su alcance, tal como lo hizo antes, el acceso al aborto, en la ley y en la práctica, mínimo en las tres causales aceptadas en 2014.

Atentamente,

______________________________________